Ayer, cuando Chile conmemoraba los 41 años de ocurrido el Golpe de Estado, el gobierno anunciaba que pondría urgencia a la discusión parlamentaria para anular la Ley de Amnistía, la cual absuelve de responsabilidad a quienes violaron los Derechos Humanos, entre 1973 y 1978. 

Hoy, los jefes de las bancadas UDI y RN, Felipe Ward y Nicolás Monckeberg, cuestionaron los “efectos prácticos” de esta medida, mientras se detenía al diputado de RN, Rosauro Martínez, por el asesinato de tres miembros del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Tomás Hirsh, vocero del Partido Humanista y miembro de la agenda programática de los 12 Puntos, se refirió a este tema en la siguiente entrevista.

leydeamnistia

Foto de www.soychile.cl

¿Qué te parece el anuncio que hizo ayer el Gobierno, sobre la anulación de la Ley de Amnistía?

Me parece una muy buena noticia, un poco tardía, porque la verdad es que ese anuncio formaba parte del primer gobierno de la Concertación. Es decir, que desde 1989 que estaba hecho el compromiso con el pueblo de Chile, de anular la Ley de Amnistía, uno de los peores resabios de la dictadura. Más allá de eso, me parece que es un gesto y una señal muy importante. Es cierto que eso no le va a devolver la vida a quienes fueron fusilados, a quienes fueron desaparecidos, no les devolverá la salud a quienes fueron torturados, no les devolverá la vida en su patria a los miles de exiliados. Sin embargo, es una medida que, por sobre todo, es una señal muy importante para las futuras generaciones, a quienes les diremos que nunca más se permitirán violaciones a los Derechos Humanos, como los que conocimos en la época de la dictadura.

Hoy Felipe Ward y Nicolás Monckeberg -pertenecientes a la UDI y RN, respectivamente-, declararon que esta medida les parece más una estrategia comunicacional para beneficiar la imagen de la Nueva Mayoría, que una decisión justificada, puesto que la Ley de Amnistía dejó de aplicarse hace algún tiempo. ¿Crees que esto responde a un intento por mantener vigente aquella ley que protege los intereses de los violadores de los derechos humanos?

No nos olvidemos que esos diputados o senadores, pertenecientes a RN y la UDI, son representantes de partidos que amparan en su interior a violadores de los Derechos Humanos. Hoy, recientemente, ahora mismo, a quedado detenido, con una fianza de 15 millones de pesos, un diputado de Renovación Nacional (Rosauro Martínez) que fue directamente un torturador y un asesino de la dictadura. Por lo tanto, no me extrañan declaraciones de ese tipo, ellos son defensores de los violadores de los Derechos Humanos y, por ende, no tienen ninguna autoridad moral para opinar al respecto. Por el contrario, lo que debieran hacer es pedir disculpas públicas por haber formado parte de una de las dictaduras más crueles que ha conocido América Latina y la peor que ha conocido nuestro país.

feos

Foto de www.biobiochile.cl

¿De qué manera avanzamos de forma efectiva en temas de Derechos Humanos?, ¿crees que debamos reabrir las causas cerradas o sobreseías por haberse aplicado la ley de Amnistía, para hacer los juicios que corresponde?

Por supuesto que toda causa que fue cerrada en forma mañosa, utilizando la Ley de Amnistía, debe ser reabierta para poder investigar quiénes fueron los responsables de esas muertes, desapariciones, torturas o diversas violaciones a los Derechos Humanos. Por lo tanto, no pueden quedar en la impunidad, no pueden quedar olvidados, puesto que hay dictámenes internacionales -de organismos de Derechos Humanos a nivel mundial-, que indican que esas causas no prescriben y deben ser investigados y sancionados, más allá del paso del tiempo. Así que yo espero que esta anulación de la Ley de Amnistía, que es una de las demandas fundamentales que nosotros planteamos en los 12 Puntos, permita reabrir los casos, investigar y castigar a quienes fueran responsables de esas violaciones.

Miguel Farías fue  miembro del mítico Grupo de Amigos Personales (GAP), del Presidente  Salvador Allende. El GAP fue el equipo encargado de la seguridad  presidencial y surge pues Allende sabía que no podía confiar su integridad personal a las fuerzas policiales tradicionales, ni menos a las fuerzas armadas chilenas. Razón por la cual, crea un cuerpo de seguridad conformado por jóvenes leales a su persona y al proyecto de la Unidad Popular.

Para el Golpe de Estado, Miguel  se encontraba en la casa del Presidente, en Tomás Moro. Desde ahí tuvo que combatir, sin preparación previa, junto al resto de sus compañeros. Actualmente Miguel es militante del Partido Humanista, y a 41 años del Golpe de Estado, recuerda ese momento y se refiere a las deudas de la democracia con el pueblo chileno y a la urgente necesidad de cambiar el modelo neoliberal. 

miguelFoto: Miguel Farías es el primero de derecha a izquierda.

Por Prensa Partido Humanista

¿Cuál es tu sentir cuando se cumplen 41 años del golpe?

En primer lugar me siento bastante dolido, por todo lo que pasó en esta fecha y también bastante defraudado, que a 41 años del Golpe de Estado, con varios gobiernos de la Concertación, con esta democracia a la chilena, tan extraña, no se haya logrado verdad y justicia. Eso es lo que más me duele. Para mi los buenos se murieron combatiendo, luchando en la clandestinidad, de distintas maneras. Otros están enfermos y jodidos, como yo, y olvidados por todo el mundo. Me duele mucho que los partidos políticos tradicionales; que enarbolan banderas rojas y hablan de democracia, de revolución y del Che, hoy día mantengan esas banderas y no hayan tenido la moral, el principio ético básico de poder haber solucionado el problema de Derechos Humanos, en este país. Esa es la gran pena que tengo.

Yo sé que los viejos que peleamos antes, perdimos en la idea del socialismo de una sociedad mejor de la que tenemos. Y  creo que se pueden hacer cosas, por último en el marco de la humanización. No puede ser que compañeros míos hayan muerto botados, en una media agua de una población o en zonas del interior de la V Región, sin el apoyo de nadie. No puede ser que a más de 50% compañeros míos no se les reconozca como exonerados políticos, para que tengan una pensión miserable de 130 mil pesos. La Concertación en ningún momento nos apoyó, y sin embargo, cuando viene el 11 de Septiembre se acuerdan que existimos y nos invitan a actos en La Moneda.

Los sobrevivientes del GAP nos reunimos todos los años en la puerta de la Intendencia, donde cayeron compañeros nuestros que fueron desde Tomás Moro a defender La Moneda, para simbolizar y expresar nuestro sentir, y reafirmar nuestro compromiso y lealtad con el Presidente. Pero cada vez que nos encontramos somos menos. Somos viejos que andamos con las patas a la rastra, personas enfermas que andamos con problemas anímicos, cánceres, como el caso mio. Eladio, que fue un combatiente de La Moneda y el último que vio a Allende, murió hace poco en Cuba, porque tuvo que ir a morirse allá, porque aquí no tuvo la atención medica adecuada, en pleno gobierno de la Concertación.

Y eso contrastado con los beneficios que reciben los militares, que ni siquiera han sido juzgados por la existencia de la Ley de Amnistía…

Exactamente. Es más, muchos de nosotros hemos sido amenazados, a través de una carta, con quitarnos la pensión de exonerados, porque dudan de que debemos ser exonerados políticos, cuando fuimos funcionarios de la República de Chile. Es muy injusto lo que está pasando.

En esa misma línea, ¿cuáles son las principales deudas que tiene la democracia con el pueblo de Chile?

En primer lugar, la verdad y la justicia. Sin eso, podrán pasar 50 o 100 años y nunca va a ver paz. Dentro de esa lógica de verdad y justicia, tiene que haber una reparación a los que hemos sobrevivido y a nuestras familias. Muchos no tenemos donde vivir, estamos endeudados pidiendo platas prestadas, y eso no puede ser. Sin ser chovinista, nosotros somos parte de la historia. Fuimos jóvenes idealistas, con y sin militancia, que no nos fuimos para la casa sino que estuvimos combatiendo contra aviones y helicópteros, cuando ninguno de nosotros tenía esa experiencia. A nosotros solamente nos prepararon para proteger a los dirigentes de la Unidad Popular. Y nos vimos de la noche a la mañana peleando contra tanques, contra fuerzas del ejército, con helicópteros ametrallándolos.
Estamos segurísimos de que otro Chile mejor es posible. Un Chile más humanizado, no puede ser que el ser humano sea nuestra última preocupación y que el material, el consumismo, se imponga por sobre él.  Continue reading

subcentro-Escuela-MilitarFoto de theclinic.cl

¿Qué te parece que el gobierno haya cancelado su agenda y llamado al Consejo de seguridad del Estado? ¿Qué lectura tiene esta decisión?

Me parece que claramente hay una gran preocupación por parte del gobierno. Sospecho que están evaluando que la situación se les ha escapado de las manos y que también están tratando de dar una señal pública de tranquilidad, de calma, es decir, básicamente, están desarrollando una gran estrategia comunicacional. En el contexto de un gobierno que no está manejando la agenda pública, que no está respondiendo a las expectativas de la ciudadanía, que empieza a ver este tipo de acciones violentistas, totalmente repudiables, pero que ha perdido el control de la agenda política, económica y de seguridad ciudadana.

Veo todo esta parafernalia de ayer, la cobertura de los medios de comunicación y las acciones del gobierno suspendiendo agendas y reuniones, sobre todo como un intento comunicacional para aparecer como un gobierno que está a caballo por sobre la situación, cosa que evidentemente no es así.

Cuando se producen hechos de este tipo, evidentemente se produce intranquilidad, inquietud, temor y alteración en la ciudadanía. Vivimos en una cuidad en la que no hay bombazos, no hay atentados, ni riesgos para la seguridad, por lo tanto esa reacción es totalmente comprensible. Sin embargo, esta campaña del terror que han realizado los medios de comunicación, claramente sobrepasa lo que realmente sucedió y tiene intereses políticos evidentes. Lo que hizo canal 13, por ejemplo, de vincular al movimiento estudiantil con los anarquistas y los bombazos de ayer, es una situación que francamente debiese ser denunciada en el Consejo Nacional de Televisión por terrorismo comunicacional. Están generando temor, alteración y confusión en la población y eso es terrorismo. Entonces creo que la situación es grave, porque, por una parte el gobierno ha llamado a la tranquilidad y la calma, ha mantener nuestras vidas como todos los días, y por otro lado, se hace cómplice de esta situación de alteración y utiliza este tipo de situaciones para amedrentar a la población.

Hoy el llamado es para que cada uno mire a sus vecinos y vea si es que hay movimientos sospechosos en el metro, en el bus, en la calle. Bueno, no podemos vivir en una sociedad de control policiaco, esa no es forma de vivir. Por el contrario, el gobierno debería trabajar por la construcción de una sociedad de la paz, de la no violencia, de la comunicación. Y esa es la lección que yo sacaría de un atentado tan repudiable como este.

Ayer en la noche los canales de televisión abierta de mayor alcance, me refiero a canal 13 y tvn particularmente, publicaron reportajes especiales a partir del bombazo en el metro, donde se habla de terrorismo y se relaciona el acto de violencia con el movimiento estudiantil.
¿Qué te parece la dirección que toma este tema, bajo el conocido control económico de los medios de comunicación?

Evidentemente los medios no están cumpliendo con el rol de informar y de generar un sano debate de distintas miradas entre la ciudadanía. Por el contrario, los medios de comunicación como canal 13 están contribuyendo a alterar la situación y a llevar agua para el molino de los dueños de esos medios, que no son más que los grandes grupos económicos. Y desde ese punto de vista, es muy lamentable y vergonzoso el rol que están cumpliendo.

¿Qué le dirías a Luksic y Bofil respecto de su oportunismo para acallar la demanda estudiantil?

Les diría que es un excelente momento para que ellos mediten. El sufrimiento que están viviendo las personas que salieron heridas de este atentado, es similar al sufrimiento que ellos generan en millones de chilenos que viven con sus miserables salarios, con sus usureros intereses en sus bancos, con la explotación laboral sostenida por un salario mínimo que ellos mismos imponen, con el sistema de jubilación de las AFP que ellos mismos administran, en fin…ellos han generado un país donde millones de chilenos lo pasan muy mal cada día y son, por lo tanto, responsables de otra forma de violencia que es la económica, la violencia psicológica, la violencia que afecta a los adultos mayores y a los jóvenes sin horizonte.

El Partido Humanista rechaza sin reserva el atentado producido en el Metro Estación Escuela Militar. Pensamos que este tipo de acciones sólo favorece a este sistema inhumano y violento.

Lo sucedido muestra el grado mayor de desequilibrio que se está viviendo en nuestro país y en gran parte del mundo. Se trata en definitiva de un sistema que es violento en su raíz y que está llevando a situaciones límites en todos los ámbitos.

No es posible erradicar a la violencia con más violencia. Es necesario reflexionar profundamente no sólo en este tipo de violencia, que es la más grosera, la más evidente, sino también en aquella que se ejerce contra los pueblos originarios, contra las mujeres, los niños, los ancianos y los trabajadores. Este no es un hecho aislado, se corresponde con un clima social enfermo y desesperado por el sinsentido que cubre todas las esferas de nuestra vida personal y social.

Como la nuestra, se levantarán voces de repudio, pero hay que distinguir entre aquellos que utilizarán este criminal hecho para reforzar sus posturas, igualmente violentas, y una gran mayoría que desean pensar, sentir y actuar en forma distinta para vivir en paz y con plena justicia social y económica en nuestro país.

Partido Humanista de Chile
logoph

La semana pasada, la presidenta Michell Bachelet declaró ante radio ADN que no realizará una reforma constitucional, mediante Asamblea Constituyente. La mandataria respondió de forma tajante: “No, no se hará de esa forma” y aseguró que “hay otros mecanismos mediante los cuales podemos asegurar valores importantes como la participación y que sea democrático”. Octavio González, Presidente del Partido Humanista, se refirió a los dichos de Bachelet.

bacheletADNFoto de adnradio.cl

- ¿Qué opinas de las declaraciones de la presidenta, que asegura que el cambio constitucional no será a través de Asamblea Constituyente?

Lo que plantea la presidenta es que la reforma constitucional no será parte de su agenda de este año, es más, dudo que lo sea el próximo. Y lo que hará en algún momento, será maquillar  la constitución, porque ella es muy buena en eso. Fíjate cómo sale siempre en TV, bien maquilladita. Le acomoda de esa forma y lo lleva a todas sus promesas electorales; las reformas, los acuerdos políticos, promesas políticas, etc.

Michell Bachelet y sus amigos no creen en la Asamblea Constituyente y no quieren una nueva constitución. Eso les incomoda, les da urticaria. ¿Que la gente pueda tener opinión? ¡¡¡Jamás!!! Ellos están muy cómodos con un pueblo y su gente muda, ideal seria que además fuéramos sordos y mejor aún, si no tuviéramos capacidad de pensar.

- Estas declaraciones son un portazo en la cara a los movimientos sociales que hace tiempo vienen planteando la necesidad de hacer una profunda reforma constitucional, pero de madera participativa y amplia.
¿Qué señal da al movimiento social con esa decisión?, ¿qué consecuencias podría traer esto?

Los movimientos sociales fueron una piedra en el zapato para Piñera y hoy lo son para el gobierno. Son muchos años que llevan reprimiendo a la gente, mintiéndole a las personas. Ellos sólo creen en ellos; no creen en el diálogo, no les gusta escuchar, sólo respiran poder, sueñan poder, transpiran poder, y harán todo lo posible por seguir en el poder.

Los movimientos sociales son la expresión del descontento y la rebelión de la desigualdad, la expresión legitima de revelarse a las mentiras y a los sucios manejos del duopolio. Lo que sucede es que ya son nuevamente gobierno y, tras  terminado el periodo electoral, pueden desentenderse de todo. Pueden sacarse las máscaras, ya vendieron la pomada de la “Nueva Mayoría”, compraron lo que debían comprar, vendieron lo que debían vender, negociaron lo que debían negociar, y por lo tanto no hay nada nuevo. Estamos frente a la vieja Concertación de siempre.

Hoy más que nunca las organizaciones sociales, los movimientos sociales, los partidos extra duopolio, la gente, los estudiantes, debemos trabajar en conjunto y así lograr los verdaderos cambios que necesita nuestro país. Hoy debemos ser capaces de construirnos desde la calle, desde los barrios, desde las universidades, con mucha humildad y sencillez juntarnos entorno a todo lo que nos une. ¡Podemos Chile!

Opinión Humanista

Pressenza

Por Federico Barrago.-  En Julio de 2012 la Asamblea de Madrid aprobó la Ley 4/2012, de 4 de julio, de Modificación de la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para el año 2012. Esta Ley, en su artículo 13 , declara 26 cat [leer más...]

Por Giovanni Gai.- El día 26 de agosto, la flora de la base militar de Capo Frasca en Cerdeña, Italia, ha sufrido graves daños como consecuencia de un incendio originado como resultado de un accidente durante un ejercicio militar, cuando do [leer más...]

VIVA LA CIUDADANÍA   Comunicado público   La Corporación Viva la Ciudadanía denuncia ante los organismos internacionales y las defensoras y defensores de Derechos Humanos y comunidad en general que el día 8 de septiembre de 2014, vía correo [leer más...]

Por Red de Medios Sociales.- Mañana, martes 16 de septiembre a las  11am en los juzgadas de la Plaza de Castilla de Madrid , un juez sienta en el banquillo a dos agentes de la policía nacional por agredir a Susana Sanz (@SuySuLucha) durante [leer más...]

Por Pablo de la Vega (1)   En marzo del 2006, luego de un intenso debate y reflexión sobre la estructura más idónea para la promoción y defensa de los derechos humanos, la Asamblea General de las Naciones Unidas, a través de su resolución 6 [leer más...]

Canal Humanista

Canal de Tomas Hirsch