Internacional

foto: lainformacion.com

danilo Monteverde

Por Danilo Monteverde

Tras más de un año de campañas electorales en los Estados Unidos, se cierra este proceso con el triunfo del ultra derechista y candidato del partido Republicano, el magnate Donald Trump.

La era Obama que abarcó buena parte de la segunda década de este siglo, marcada por una mayor apertura en política exterior e intentos de reformas sociales progresistas en asuntos domésticos, cierra de una manera inesperada: entregando el poder a este excéntrico empresario “nacionalista” cuya campaña se basó en una mezcla ideológica pocas veces vista, desde el racismo y la homofobia propia de la derecha más dura, hasta el oportunista rechazo al belicismo o hacia aspectos de la globalización económica neoliberal que ha empobrecido a las clases trabajadoras de todas las naciones incluyendo a los EEUU.

Hay mucho que analizar en cuanto a razones de este triunfo: el abandono de los trabajadores por parte del partido Demócrata durante las últimas décadas, la distancia entre la ruralidad y las grandes ciudades, la falta de opciones para los sectores de izquierdas y los movimientos sociales, entre otras.

Este último punto es relevante pues durante el proceso de primarias en el sector demócrata (centro-izquierda), se dio una batalla electoral sin precedentes en la que por primera vez en décadas, un político abiertamente de izquierdas, socialista y ecologista ascendía en las encuestas, generaba un masivo movimiento social-generacional y ganaba con holgura en zonas rurales así como obreras: era Bernie Sanders, un luchador de diversas causas que logró afiliarse instrumentalmente a la tienda demócrata y así dar una pelea real y competitiva dentro del marco del cerrado bipartidismo estadounidense.

Dichas primarias se desarrollaron en medio de numerosas irregularidades, supresión del voto a amplios sectores en diferentes estados, el cambio de la filiación partidaria a último momento, modificaciones de plazos para votar y el no conteo de todas las papeletas, fueron sólo algunas de las acciones de boycott con que la dirigencia demócrata, en alianza con los sectores empresariales más poderosos de EEUU, logró dejar fuera de carrera a Sanders en favor de Hillary Clinton. Un hecho que se ha ido corroborando dadas las filtraciones de mails generadas por Wikileaks.

Lo cierto es que Sanders lograba aglutinar a ese pueblo estadounidense de las luchas ambientales, de los movimientos antiguerra de los 60s o de los 2000s, feministas, por la diversidad sexual, por los derechos de la población migrante, contra el neoliberalismo y su globalización, de diversas organizaciones ciudadanas de izquierda o progresistas, además de sectores de trabajadores urbanos y zonas rurales abandonadas. Ese amplio arco de olvidados, discriminados y explotados le daba una base sólida a Sanders para vencer por amplia ventaja a Donald Trump. Un hecho refrendado por todas las encuestas de ese momento.

La apuesta de la elite por Clinton costó cara, generando división, desmotivación y dispersión en todo el electorado mencionado, potenciando indirectamente candidaturas valiosas del campo “alternativo” como Jill Stein del partido Verde con más de un millón de votos en todo el país pese al chantaje de la centro-izquierda respecto al “voto útil”, un recurso muy usado también en nuestro país para impedir la irrupción de nuevas alternativas.

Con un sistema político en extremo bipartidista y controlado mediáticamente (bastante similar al chileno en ese sentido), la indignación sin ideología clara de un pueblo estadounidense sin mayor organización y referencia desde la izquierda, se fue en buena parte a esta derecha dura y nacionalista de Trump.

Lo anterior, sumado a un mecanismo electoral anticuado y poco democrático basado en elección indirecta de delegados por Estado, dio por resultado, el que si bien Hillary Clinton ganó estas presidenciales con más de 60 millones de votos versus 59.791.135 de Trump, la distribución de delegados electos logró la victoria de éste, a lo que se suma las ganancias republicanas en ambas cámaras del congreso estadounidense, generando como escenario un camino abierto a un neo-conservadurismo racista y violento que avanza en el “primer mundo” tal como lo hacen las derechas neoliberales en nuestro continente.

Otro factor para no olvidar es la baja en la cantidad de votantes en esta oportunidad dado el alto rechazo que ambos candidatos generaban en la población, lo que llevó a votar a poco más de 120 millones de ciudadanos (53% del padrón), versus los más de 129 millones del 2012 o los 131 millones del 2008 (más el 58% de ese padrón), a raíz de la motivación que generaba el “factor Obama”.

Al mismo tiempo es bueno recordar las crecientes denuncias de impedimentos para votar, sea por contingencias del momento o por las restrictivas leyes locales impulsadas por políticos de derechas que desde el 2013 han hecho retroceder logros de las luchas por los derechos civiles de los 60s, especialmente en lo que hace al derecho a voto de las minorías.

Hoy, en las horas posteriores a esta elección, miles de estadounidenses han salido a las calles en rebelión contra Trump y su elección. Protestas que se desarrollan en las calles urbanas de las grandes ciudades, evidenciando nuevamente la diferencia entre estas zonas y la ruralidad profunda.

En síntesis, unas elecciones de la potencia imperial que nos influyen y que muestran un momento en el que si las fuerzas de avanzada no se organizan y suman a las mayorías indignadas por los abusos del sistema, el anti-humanismo seguirá avanzando, incluso tomando las propias banderas de los movimientos sociales globales, con un oportunismo descarado pero efectivo.

Web

 

 

 

Web

 

El Partido Humanistas, tiene el agrado de invitar al lanzamiento del libro “Encrucijada y Futuro del Ser Humano”, del escritor argentino Guillermo Sullings.

En la oportunidad, referentes políticos de la nueva “sensibilidad”, intercambiarán opiniones y analizarán la actualidad y crisis que vive el país,  junto a sus propuestas para el futuro.

Asistirán al lanzamiento, además del autor, integrantes del Partido Humanista, Nueva Democracia, Movimiento Autonomista y Revolución Democrática.

IMG_0470

IMG_0470

Con una carta de apoyo enviada a través del periodista ucraniano e independiente, Oleg Yasisnsky, el Partido Humanista (PH) hará llegar a la mesa de diálogo del proceso de paz que sostiene el Gobierno de Juan Manuel Santos con las Fuerzas Armadas Revolucionaras de Colombia (La Farc) en Cuba, su aval para que cese la guerra y la violencia en ese país.

“El partido humanista siempre, no solamente en Chile, sino en todos los países donde se encuentra, abogamos por un tratados de paz permanente, no solamente entre los países, sino que se resuelvan los problemas que hay al interior de muchos países. En ese sentido, para nosotros es muy importante lo que está ocurriendo con estos diálogos de paz en Colombia”. Y añade en relación al enfrentamiento, “son 50 años de guerra interna, por eso nosotros apoyamos plenamente el proceso de paz y pensamos que dejar las armas para la resolución de conflictos es una mirada de futuro, que esperamos se replique en otras latitudes, sobre todo en una época como la actual en la que vemos el crecimiento de la violencia y de la guerra.”, declara Joaquín Arduengo, vicepresidente del PH frente a esta acción.

El humanista emisario de la carta, Oleg Yasinsky, participa voluntariamente de esta mesa como observador y acompañante del proceso, desde la sociedad civil y la red independiente de periodista de la Federación de Prensa de los Pueblos (FIPU).

“Al participar de este encuentro la idea es tratar de establecer otro tipo de relación, más humana, directa y horizontal, con el fin de interpretar esta cosa tan compleja como la realidad de Colombia y todo este proceso que es tan difícil para los perjudicados como para los propios participantes,” expresa el comunicador ucraniano residente en Chile.

El 23 de marzo del 2016 está pactado dar fin al conflicto con la firma por la paz entre las dos partes. Luego vendrá todo un nuevo proceso posconflicto, frente a lo cual se refiere Yasinsky: “Seguramente la firma de la paz va a generar una fuerte crisis en Colombia y si nosotros vemos la crisis como una oportunidad para crecer a nivel personal y social, tal vez Colombia necesite de este tipo de crisis. Y por otra parte como la guerra es negocio, quizás la paz también logre serlo.”

A partir de lo mismo el vicepresidente Arduengo manifiesta: “La llegada de la paz a Colombia significa la apertura de un nuevo proceso, firmar la paz es una parte formal del proceso, pero lo que sigue es la necesidad de una reconciliación profunda entre todos los que se vieron afectados en sus vidas por ese largo conflicto”.

Y para finalizar agrega, “no está demás en ese sentido hacer una reflexión de lo que es lo justo, porque se dice que la paz es obra de la justicia, pues bien, los humanistas decimos que la justicia es obra de la paz, es exactamente al revés, cuando hay paz puede haber justicia, pero si no hay paz no existe la justicia. Y esa justicia y esa paz esperamos que sea personal y social, y que este proceso traiga una concordancia que potencie ese futuro necesario para todo Latinoamérica y para todo el mundo en general, que tiene que ver con la paz, que tiene que ver con la integración, con el desarrollo humano y no con lo que retrasa ese desarrollo, que es la guerra y los conflictos armados.”

refugiados_

Europa enfrenta la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. Más de 350.000 personas han atravesado el Mediterráneo este año para tratar de llegar a ese continente, según las cifras de las Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Se estima que al menos 2.643 murieron en el mar en su intento por llegar a la costa europea.

Según el encargado de Relaciones Exteriores del Partido Humanista  Joaquìn Arduengo, las causas de este flujo de refugiados corresponden a las guerras y los conflictos armados que están viviendo. “La gran masa de migrantes busca alejarse del dolor de perder sus hogares, de las hambrunas del horror de los asesinatos, busca en definitiva la vida”.

“El mundo está cambiando y tanto los países europeos como Estados Unidos hacen como si estas cosas fueran transitorias mientras siguen calculando dólares de reservas petroleras, de gas y otros cuantos recursos naturales”, asegura Arduengo.

La aparición la última semana de Alan Kurdi, el niño de 3 años ahogado frente a la costa de Turquía, conmovió al mundo y sirvió para crear conciencia sobre la situación de los migrantes sirios. Junto con los afganos representan el principal grupo llegando al continente.

En ese sentido, el analista asegura que lo que está ocurriendo no es transitorio y no se podrá parar ni con bombas ni con invasiones, “es el fenómenos de la mundialización humana, por cierto muy alejada de la globalización económica”.

América Latina

A raíz de la oleada de refugiados en Europa, algunos países de Latinoamérica se han mostrado dispuestos a recibir a los migrantes. Brasil, Uruguay, Argentina, Chile, entre otros.

En el caso de nuestro país, el vicepresidente Humanista advierte que “no estamos para nada preparados para recibir refugiados”, sin embargo asegura que esto “no implica que debamos hacerlo como imperativo moral”.

A juicio de Arduengo nuestro sistema requiere de una profunda transformación y agrega que las actuales leyes no “aportan en temas de salud, educación, en vivienda y en previsión para refugiados. Necesitamos dar respuesta, todos los países necesitan darla. Estamos atrasados”, culmina.

Embajada de EEUU en Cuba

Embajada de EEUU en Cuba

Tras una jornada histórica en las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, el pasado viernes se reabrió la embajada norteamericana en la isla luego de 54 años, en un acto que fue encabezado por el canciller estadounidense John Kerry, Estados Unidos acoge con beneplácito este nuevo comienzo de su relación con Cuba“, afirmaba esa mañana, en español, el secretario de Estado.

Un camino que se inició con el anuncio simultáneo desde Washington y La Habana, cuando los dos históricos enemigos empezaban a normalizar relaciones. En este sentido el encargado de Relaciones Internacionales del Partido Humanista, Joaquín Arduengo destacó que “sin duda estamos en presencia de un importante hecho en la política internacional, porque significa que EEUU reconoce la legitimidad del gobierno de Cuba. La historia requiere de avances en la integración de los países”, argumentó.

A tres días que la bandera flamea frente al malecón, el humanista agrega que este acontecimiento no solo es importante en las relaciones comerciales para el pueblo cubano, sino que “también pasa por una necesidad de reencontrase con una parte de este país que fue fracturada. Hay muchos cubanos en Miami, hay una conexión”, aseguró Arduengo.

Para el dirigente humanista hay dos grandes pilares de la revolución cubana que deben mantenerse inalterables, como lo son la educación y la salud del que han sido ejemplo a nivel mundial, “lo importante es que estos avances no se mercantilicen”, advierte.

Disidentes cubanos

Ante de la histórica apertura del pasado viernes, el secretario de Estado americano se reunió con los disidentes cubanos, luego de que no fueran invitados al acto oficial de izamiento de bandera. Según el vicepresidente humanista, “los opositores no son otra cosa que hombres de negocio, en general derecha dura, ajena al desarrollo excepto aquel que solo les beneficie a ellos”, aseguró.

“La disidencia cubana a estas alturas se trata de gente que ya tuvo su momento histórico y que no es otra cosa que un resabio oscuro de servilismo a un sistema imperialista”.

Guantánamo el próximo paso

“Vamos a cerrar Guantánamo. Y vamos a restaurar el ‘hábeas corpus’ (institución jurídica que persigue evitar los arrestos y detenciones arbitrarias). Vamos a dar ejemplo, no solo con palabras, sino con hechos. Esa es nuestra visión para el futuro”, decía el 24 de junio de 2007 ante la multitud en Texas, el entonces aspirante a la presidencia de EEUU y senador de Illinois, Barack Obama.

Luego de ocho años la promesa de campaña del actual mandatario estadounidense aun no se cumple. “Es un abuso de fuerza por parte de EEUU mantener Guantánamo. Con seguridad ellos mismos no tolerarían mantener un enclave de esa naturaleza en su propio territorio”, manifestó Arduengo.

Por otra parte, Arduengo aseguró que “también hay deudas pendientes que no han sido satisfechas por Estados Unidos” y además sostuvo que “debe terminarse completamente el bloqueo a la economía cubana”, exigió el vicepresidente del Partido Humanista.

panos-trigazis

panos-trigazis

En entrevista concedida al diario La Tercera, -gestionada por el Partido Humanista- el actual coordinador de Relaciones Internacionales del partido del gobierno griego, Panos Trigazis, afirmó que estuvo en Chile manifestándose a favor del ex presidente Salvador Allende durante 1972, y reveló además que conoció al desparecido cantautor  nacional Víctor Jara, durante su estadía en nuestro país.

Trigazis, que se reunió durante la semana con el ex candidato presidencial humanista Tomás Hirsch, sostuvo además que recibió presiones de la troika para la firma del acuerdo entre el gobierno de Alexis Tsipras y los acreedores internacionales, por la crisis de deuda.

Lea la entrevista completa acá.

papa-evo

Respecto al restablecimiento de diálogo con Bolivia, el líder humanista agregó que Chile nunca ha mostrado una verdadera voluntad de avanzar en el diálogo con Bolivia

El ex candidato presidencial del Partido Humanista Tomás Hirsch calificó de “excelente” que el gobierno de Chile quiera restablecer relaciones diplomáticas con Bolivia. Sin embargo aseguró que “lo que no me parece bien es que se utilice este argumento como un recurso para mostrar una disposición al diálogo que en realidad no ha existido por parte de los gobiernos de nuestro país”. 

El líder humanista agregó que si bien ambos países concordaron en una agenda de 13 puntos, que incluía el tema del Mar, “Chile nunca mostró verdadera voluntad de avanzar en ese punto tan importante para el pueblo hermano de Bolivia”.

Esta `oferta´ de relaciones diplomáticas huele demasiado a cálculo en el que solamente se busca quedar `bien posicionado´ frente al mundo, frente al Papa y frente a la Corte de la Haya”.

Según Hirsch “lamentablemente el gobierno entiende por diálogo que la otra parte simplemente acate obedientemente sus planteos. Así ha sucedido con los estudiantes, con los profesores, con los trabajadores. ¿Es ese diálogo “cojo” el que ofrece el gobierno a Bolivia?, ¿O es un diálogo franco, sincero, honesto, abierto, que promueve la solución de los conflictos históricos?.

El ex embajador en Nueva Zelandia planteó restablecer relaciones diplomáticas con Bolivia, “pero hagámoslo acompañado de una clara y explícita declaración de que Chile está disponible para dialogar con Bolivia sin exclusión de ninguna especie respecto de su demanda de salida al océano Pacífico” concluyó.

 

Imagen de fugadetinta.cl

Vicepresidenta humanista asegura que la propuesta no pasa por la devolución de Arica o Antofagasta, sino que por la integración de países vecinos.

Luego de la gira por Sudamérica del papa Francisco donde realizó varios gestos de cercanía con Bolivia hacia una reivindicación marítima, la vicepresidenta del Partido Humanista Marilén Cabrera, aseguró que estas acciones “coinciden con lo que nosotros venimos planteando desde la fundación de nuestro partido, el año 1985, consideramos totalmente legítima y justa la demanda del país altiplánico, pues Chile
debe mostrar una señal que permita superar una guerra provocada por intereses económicos extranjeros, que llevaron a un enfrentamiento entre pueblos hermanos”.

Respecto a la propuesta humanista para dar salida soberana al mar para Bolivia, la vicepresidenta del PH señaló que personalmente -y no desde el partido, ya que aún no existe una propuesta oficial y específica sobre cómo operacionalizar la salida al mar- es partidaria de una oferta chilena por medio de enclaves soberanos en territorios que no estén considerados dentro del Tratado de Lima de 1929, lo que evitaría tener que ampliar la negociación hacia otros países, en este caso Perú, tal como exige ese acuerdo. Por ejemplo, dijo, “se podría estudiar un área en torno a Cobija, entre otras zonas del norte chileno”. Sin embargo, Cabrera reafirmó que este es un tema de discusión dentro del Partido y que aún no existe un acuerdo interno sobre los mecanismos y las ofertas bilaterales en una eventual negociación, que Chile pudiera algún día establecer con Bolivia sobre el tema.”

La vocera humanista agregó además que “esto no significa la devolución de Arica o Antofagasta como se ha caricaturizado por sectores conservadores, sino que el futuro de Chile pasa por la integración con los países vecinos y hermanos que no son nuestros adversarios, nuestros adversarios son los grandes grupos económicos y las transnacionales que depredan nuestros recursos naturales” argumentó.

Reacción del oficialismo

Desde La Moneda diversas han sido las reacciones frente a las declaraciones del Pontífice, el canciller Heraldo Muñoz ha manifestado que Chile no aceptará condiciones, como ceder territorio para reanudar relaciones diplomáticas con Bolivia, “la verdad, nos parecen un poco histéricas estas declaraciones, propias de sectores conservadores, que por lo demás son los mismos sectores que no dudaron o reclamaron en entregarles la soberanía de los recursos pesqueros a 7 familias”, aseguró Cabrera.



MIR_Logo Partido-humanista-transparenteimage001

 

Hoy 19 de abril de 2015, en Santiago de Chile, nos sumamos y apoyamos con clara decisión la Jornada Mundial de solidaridad con el pueblo venezolano y su gobierno convocada por el Foro de Sao Paulo del cual formamos parte. Asimismo, nos comprometemos a trabajar por difundir la verdad de lo que ocurre hoy en ese hermano país y masificar la solidaridad del pueblo chileno con el gobierno de Venezuela.

Expresamos nuestro enérgico rechazo al “Decreto Ejecutivo” emitido por el Gobierno de Estados Unidos, el cual califica a la República Bolivariana de Venezuela como: “una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad de EEUU”, hecho que constituye una grave y preocupante agresión política. Cabe preguntarse como un gobierno elegido democráticamente, como lo ha sido el de Venezuela, represente una amenaza para esa potencia económica y militar, lo que demuestra claramente la intervención de Estados Unidos en ese país.

La memoria de Latinoamérica está fresca de otras intervenciones similares, las que siempre han conducido al sufrimiento de nuestros pueblos. Por ello, consideramos el referido decreto una amenaza contra todas las naciones de América Latina y el Caribe y una flagrante violación a la soberanía de nuestros pueblos y a los principios del derecho internacional.

Venezuela hoy sufre los embates de las derechas políticas y económicas, tanto internas como externas, mediante prácticas antidemocráticas y desestabilizadoras. Por ello, manifestamos nuestra solidaridad con el Presidente Nicolás Maduro y respaldamos la valiente posición que sostuvo en la Cumbre de Panamá levantando la bandera de la dignidad de la Patria de Simón Bolívar.

Respaldamos también, lo expresado por los Presidentes y Jefes de Estado de América Latina y el Caribe, reunidos en la VII Cumbre de las Américas el pasado 10 y 11 de abril en Panamá, en donde se expresó la firme y solidaria unidad de la región con el pueblo y gobierno del Presidente Nicolás Maduro Morosla frente a esta agresión por parte de Estados Unidos.

Denunciamos también en Chile, como la actual situación de Venezuela y su gobierno es brutalmente tergiversada de manera sistemática tal como ocurrió con el gobierno del Presidente Salvador Allende y la Unidad Popular. Por ello, consideramos un error mayor y rechazamos firmemente el acuerdo efectuado por el senado de Chile, en relación a los derechos humanos en Venezuela porque consideramos que se hace parte de la agresión que sufre este país hermano.

Apoyamos la histórica decisión del pueblo venezolano de profundizar en la democracia participativa y protagónica, expresada en múltiples elecciones en la que la opción ampliamente mayoritaria, ha sido profundizar la revolución bolivariana iniciada por su líder histórico Hugo Chávez Frías.

Finalmente nos sumamos a la extraordinaria lucha del pueblo Venezolano, exigiendo la derogatoria del amenazante “decreto ejecutivo”, impuesto por el gobierno de Estados Unidos. Chile y América Latina están unidos por la lucha por la justicia social . Venezuela no es una amenaza, es una esperanza.

Los siguientes representantes de partidos políticos y organizaciones sociales suscriben a la derogación del Decreto Ejecutivo de Estados Unidos, en contra de la República Bolivariana de Venezuela:

Demetrio Hernández, Secretario General Movimiento Izquierda Revolucionaria
Octavio González, Presidente Partido Humanista
Esteban Silva, Presidente Movimiento del Socialismo Allendista
Pedro Abarca, Secretario General Partido Progresista – Pro 
Carlos Alvarez, Presidente Mutual de Trabajadores Transporte de Chile
Patricio Guzman, Asesor Confederación de Trabajadores Bancarios
Carlos Moya, Rector ILAES Post Grado
Celso Calfullán, Director Periódico Werken Rojo

 image001 Partido-humanista-transparenteMIR_Logo

Partido-humanista-transparente

Frente al proyecto de acuerdo efectuado por el senado de Chile en relación a los derechos humanos en Venezuela el Partido Humanista declara:

  1. Que los Derechos Humanos merecen estar en el más alto sitial para todos los pueblos y países.

  2. Que sin embargo vemos al senado de Chile haciéndose parte de un juego hipócrita en relación al hermano país de Venezuela. Gran parte de quienes han suscrito este acuerdo, fueron parte activa o cómplices por omisión de la dictadura militar en Chile, que violó los derechos humanos sin freno alguno.

  3. Que Chile mantiene una Constitución Política impuesta por esa dictadura hace ya 35 años y que consagra la restricción de los derechos económicos, sociales y políticos de todos los chilenos. No se ve por parte de los firmantes de esa declaración una opinión crítica respecto de esta situación que viola derechos humanos fundamentales en nuestro propio país. No se ve asimismo una declaración que consagre los mismos derechos que hoy están siendo pisoteados en la Araucanía.

  4. Que lo que está en juego es verdaderamente la negación por parte de las derechas económicas, a que los pueblos puedan avanzar hacia la justicia social, como lo ha hecho Venezuela hasta ahora.

  5. Que la derecha venezolana está efectuando la misma estafa y amenaza coercitiva de que si no gobiernan ellos el país es ingobernable, como primer paso para un nuevo intento golpista. Ese proceso lo conocemos porque fue el mismo vivido en Chile durante el gobierno de Salvador Allende y que terminó con la sangrienta dictadura de la cual aún sufrimos importantes resabios institucionales.

  6. Que no se vio a este mismo senado efectuar una declaración de rechazo a la directiva del presidente Obama declarando “un estado de emergencia nacional producto de una inusual y extraordinaria amenaza para la seguridad de Estados Unidos proveniente de Venezuela”. No hubo preguntas por parte de los firmantes de por qué, un gobierno elegido democráticamente, como lo ha sido el de Venezuela, represente una amenaza para esa potencia económica y militar.

  7. Finalmente llamamos al gobierno de Venezuela a mantener y profundizar los significativos avances logrados en justicia social y agotar todas las instancias nacionales e internacionales, en materia de justicia y Derechos Humanos, para todos y cada uno de los habitantes de ese hermano país.

1260986933_0

Imagen de elmundo.es

Ayer, distintos presidentes de partidos y movimientos políticos chilenos, de gobierno y oposición, pidieron al Consejo de Seguridad de la ONU, materializar el referéndum de autodeterminación para el pueblo Saharaui,  y que la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara Occidental) garantice los DD.HH. de los saharauis en los territorios ocupados.

Mediante una declaración conjunta, con motivo de la próxima reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a realizarse durante este mes, las organizaciones políticas de Chile, establecieron lo siguiente:

A 55 años de la Resolución adoptada por la Organización de las Naciones Unidas sobre “Independencia de los Países y Pueblos Coloniales”, y en circunstancias que se prepara la celebración del periodo de sesiones declarado por la Asamblea General como “Tercer Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo”.

Transcurridos 40 años de la adopción, por parte del Consejo de Seguridad de la Primera Resolución sobre el Sahara Occidental ( R:377-1975), pidiendo la retirada de Marruecos de los territorios invadidos en el Sahara Occidental.

Considerando que ya han trascurrido 25 años desde la aprobación por el Consejo de Seguridad de la ONU de un “Plan de Paz para el Sahara Occidental”, lo que implicó la instalación en el territorio de la MINURSO, cuyo mandato consistió en poner fin a la guerra y preparar la celebración de un referéndum de autodeterminación para el pueblo saharaui.

Destacando la preocupación del Secretario General de la ONU, expresada el año recién pasado al declarar que los obstáculos que enfrenta el proceso de negociación en torno al conflicto del Sahara constituye una amenaza para la paz, y que en tal sentido debe considerarse el año 2015 como fecha límite para la resolución del conflicto.

Considerando que en Chile el Parlamento ha aprobado reiterados Proyecto de Acuerdo apoyando el legítimo e inalienable derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia nacionales, y haciendo sendos llamamientos al Supremo Gobierno a proceder al reconocimiento de la Republica Araba Saharaui.

Los abajo firmantes, presidentes de los partidos políticos chilenos, pedimos a los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU: Continue reading…

(Nota publicada ayer por El Desconcierto)

Desde ayer que un avión cargado de agua para el norte de Chile espera en el aeropuerto de La Paz en Bolivia, la respuesta de la Cancillería chilena ante la intención del país vecino de enviar ayuda humanitaria a los damnificados del norte. Fuentes de la cancillería boliviana acusan que la ayuda está siendo “trabada” por el gobierno chileno, como lo confirmó ayer el vicecanciller Juan Carlos Alurralde, en conversación telefónica con El Desconcierto.

octavio gonzalez

Octavio González, presidente del Partido Humanista, afirma que ayer recibió una llamada del dignatario boliviano, la que se suma a otras que habrían incluido al gobernador de Copiapó y al diputado comunista por la zona, Lautaro Carmona.

Según González, “durante la tarde de ayer, el vicecanciller de Bolivia, Juan Carlos Alurralde, se comunicó conmigo mediante un llamado telefónico, para pedirme ayuda pues el avión Hércules, con 15 mil litros de agua está detenido en el Aeropuerto de La Paz, El Alto, y la cancillería chilena no le ha dado respuesta alguna. Esto significa que se le está privando al gobierno de Bolivia el poder ayudarnos en forma libre, amable y generosa”.

A juicio del dirigente, “esto no tiene que ver con el conflicto marítimo, esto no tiene que ver con política, esto no tiene que ver con las diferencias que podamos tener como pueblos. Esto tiene que ver con solidaridad. Hoy lo que más se necesita en Copiapó es agua y todo el pueblo de ese lugar está pidiendo ese derecho, y lo que está haciendo el gobierno boliviano es justamente generar ayuda.Esta es la acción de un pueblo vecino que quiere ayudar a su pueblo hermano y el gobierno de Chile esta acentuando un grave problema de relaciones y de entendimiento, tanto con el pueblo boliviano como con el pueblo chileno”.

González dice que se queda “con las palabras que dice (el vicepresidente de Bolivia) Álvaro García Linera: ellos deciden, nosotros no opinamos. Acá en Chile nosotros decimos ellos deciden, nosotros sí opinamos. El gobierno de Bachelet está respondiendo de forma vergonzosa, de forma egoísta y esto es tremendamente injusto para la gente que está sufriendo tanto en la tercera región”.

Para los humanistas, dice González, el comportamiento del gobierno chileno ha sido “mezquino, egoísta, y poco solidario. La cancillería de Heraldo Muñoz está muy perdida al momento de llevar adelante las relaciones con nuestro par boliviano. Está poniendo la política por sobre la necesidad de la gente. Ese es el gran problema del gobierno de la Nueva Mayoría y de la presidenta Bachelet: ellos colocan la calculadora, la matemática y el egoísmo por encima de los derechos de las personas, por encima de sus necesidades, y prefieren negociar con las empresas, con el capitalismo, que con un país hermano”.

Sabemos que EEUU utiliza sanciones diplomáticas y económicas para presionar a los países que se oponen a sus intentos de hegemonía mundial. Y así mismo lo hizo el pasado lunes con Venezuela. Tras la aprobación del Congreso, Barack Obama, decidió congelar los bienes y restringir las visas para siete funcionarios venezolanos, asegurando que las razones de estas medidas son las supuestas violaciones de derechos humanos por parte del Gobierno de Maduro. Bajo este escenario, el presidente de ese país se declaró en una situación de “emergencia nacional” por la amenaza “inusual y extraordinaria” que presenta Venezuela para los intereses de EE.UU. Le preguntamos al vocero y vicepresidente del Partido Humanista, Tomás Hirsch, sobre las razones y posibles repercusiones de esta arremetida norteamericana.

maduro-y-obama
Imagen de almomento.net

¿Qué te parecen las medidas tomadas por Obama el pasado lunes?

Me parece que son de una torpeza sin igual. Lo pone a la misma poca altura de otros presidentes norteamericanos que tuvieron por política la intervención en la política latinoamericana. Lamentablemente nos hace recordar a las peores épocas de un Nixon de un Killinger, en fin, de lo que fueron las políticas de intervención que generaron guerras, golpes de estado, invasiones militares. Francamente creo que son muy lamentables y que toda América latina las rechaza y, desde ese punto de vista, me parece muy valioso el tremendo respaldo al gobierno y pueblo venezolano, tanto popular como de los gobiernos latinoamericanos. Y una vez más, el gobierno de Chile está totalmente ausente del respaldo que se merece ese proceso democrático.

Sabemos que en febrero se realizó un fallido intento golpista en Venezuela dirigido por EEUU. Con estas medidas, ¿crees que existe un nuevo intento claro de derrocamiento a Maduro por parte de Obama?

Sería muy ingenuo creer que EE.UU hace estas declaraciones y toma estas medidas, manteniéndose totalmente vinculado a los intentos desestabilizadores del proceso democrático venezolano. A EE.UU lo condena su propia historia. Ellos intervienen y lo hacen cometiendo golpes militares, financiando a golpistas, protegiéndolos, entregándoles armas, otorgando información de inteligencia. Me parece clarísimo que si uno une las declaraciones de Obama y los intentos de golpe en Venezuela, que hay ahí una relación absoluta y directa.

¿Cuáles son las razones que esconde Obama con todo esto?, ¿te recuerda al boicot que orquestó EE.UU en contra del gobierno de Salvador Allende?

A los gobiernos norteamericanos les produce una profunda irritación cualquier alternativa que tenga que ver con una liberación, una emancipación, una autonomía o independencia de los países latinoamericanos. En ese sentido, EE.UU se siente -por una hegemonía ya tradicional- autorizado a ser dueño y señor en la región latinoamericana, ubicándola como su patio trasero. Así lo hizo generando las dictaduras militares en Chile, Argentina, Brasil y en centro América en repetidas oportunidades. Pero por sobre todo acá hay también un aspecto económico. EE.UU ha ido generando desestabilización en todos los países productores de petroleo, buscando hacerse de esos yacimientos o controlando el precio de ellos. Lo hizo en el medio oriente durante mucho tiempo, hoy lo hace en Venezuela. No es un secreto para nadie que EE.UU está muy interesado en el control de esas fuentes energéticas.

Evo Morales  solicitó este lunes una reunión urgente de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos (Celac), ambas alianzas en las cuales participamos, para, según sus palabras “declararnos en estado de emergencia frente a la agresión de Obama”. ¿Cuál crees que debe ser la posición de Chile en este caso?

Creo que habría que participar activamente en ambas instancias. La agresión de Obama contra un gobierno de América latina es una agresión en contra de todo el continente. Somos una región que tenemos que avanzar juntos y crecer de la mano. No podemos ser un país que pretenda desentenderse de lo que está sucediendo en el resto del continente. Nos involucra a todos y desde ese punto de vista, el reciente llamado del Presidente Evo Morales, es un llamado muy generoso pero también muy responsable, que tiene una visión de futuro enmarcada en el progreso de toda la región. Yo espero que Chile deje atrás la tendencia de aislarse de la región, la tendencia mezquina de velar por sus propios intereses y que comprenda que debemos apoyar resueltamente la democracia en toda la región latinoamericana. He visto una ausencia en Chile en la defensa de los valores de la democracia en América latina. El gobierno chileno debería haber salido con gran fuerza y energía -tanto la presidenta, como el canciller, como el parlamento-, a defender y a comprometerse por la defensa de la democracia en la región.

ucrania
Imagen de www.telam.com.ar

Aunque se han acordado varias treguas desde Septiembre pasado a la fecha, el conflicto en Ucrania está muy lejos de terminar. Y no podría ser de otra manera dado los intereses geopolíticos, estratégicos y económicos que convierten al país en una zona en disputa para los países europeos occidentales, aliados en la OTAN, y su vecino Rusia, antiguamente perteneciente al Pacto de Varsovia como la Unión Soviética.

En efecto, Ucrania se ha convertido en una cuerda de la que ambos bandos tiran de su lado, y que no quieren soltar. La Unión europea venía teniendo crecientes relaciones comerciales con Ucrania, y ve con malos ojos una posible anexión del este de Ucrania a Rusia, que fortalecería geopolíticamente a este último, en desmedro de una asociación más amplia de Ucrania con Europa occidental. Rusia por su parte no quiere perder como aliado a Ucrania, dados los intereses militares estratégicos en la región de Crimea, en donde se encuentra anclada su flota del Mar Negro, en el puerto de Sebastopol, amén de sus pretensiones de una unión euroasiática y una salida al Mediterráneo que pasan precisamente por la región ucraniana.

La occidentalización de los intereses ucranianos afines a la Unión Europea, se ven así enfrentados con la afinidad de los rebeldes separatistas pro-rusos que ven a Rusia como la madre patria con la que siempre se han identificado.

La Unión Europea y Estados Unidos acusan a Rusia de intervenir militarmente en la región, y de efectuar maniobras intimidatorias aéreas en territorio europeo, la sancionan económicamente, y amenazan con enviar armas a los rebeldes si persiste en sus intereses expansionistas. Putin les muestra los dientes y amenaza a la Unión Europea y a la OTAN con su arsenal nuclear, si osan intervenir en la región.

El conflicto que ha dejado como saldo casi cuatro mil muertos y un poco menos de medio millón de desplazados y refugiados, puede tener una resonancia que va mucho más allá de este desastre humanitario, cuestión que de por sí es particularmente grave tratándose de seres humanos en donde sin duda hay mujeres, niños y ancianos enfermos. La amenaza nuclear agrava las cosas no solo para la región sino que para el mundo entero, al punto que Hollande reafirmara su convicción de que la disuasión nuclear es la mejor forma de resguardar la libertad y la seguridad de la población francesa. Estas irresponsables declaraciones dejan entrever el miedo que siente este gobernante de un ataque militar, frente a lo cual su arsenal nuclear le brindaría la seguridad disuasiva necesaria para contener cualquier amenaza.

La amenaza de un conflicto bélico de características nucleares puede irse incrementando en la medida en que los recursos energéticos y acuíferos se vayan haciendo más escasos, y exista una verdadera disputa por su aprovisionamiento.

Ante esta realidad que vive nuestro mundo contemporáneo los humanistas tenemos la profunda convicción de que mientras no se ponga al ser humano como el verdadero centro hacia el cual deben ir dirigidos todos los esfuerzos humanos, la situación sólo puede ir de mal en peor con la consiguiente amenaza para la seguridad de todos los seres vivos.

Nos referimos a todos los seres humanos sin exclusiones ni discriminaciones, ni nacionales, ni políticas, ni religiosas, ni raciales. Y atendiendo a las necesidades de todas las personas, los países dirijan sus esfuerzos en forma conjunta, con cooperación recíproca, a satisfacerlas sin atender al origen de ellas. Sabemos que esto es perfectamente posible, es más, es mucho más factible que como lo hacen actualmente, compitiendo y disputando los cada día más escasos recursos naturales.

Estamos conscientes de que el mundo no camina en esta dirección, sino que por el contrario, los egos personalistas y nacionalistas relegan a la persona humana si es extranjera, a una condición subalterna poniendo por encima cualquier tipo de intereses materiales. ¿Será necesario un nuevo holocausto nuclear, como el que estamos temiendo, para que los Estados arrepentidos y horrorizados cambien sus concepciones y paradigmas sobre el ser humano y se pongan a trabajar en la dirección correcta, atendiendo a las necesidades de toda la humanidad?

Esperamos sinceramente que eso no sea necesario…

Juan Gómez
Equipo de base Brigada de paz
Partido Humanista

Esta semana Cuba y Estados Unidos reanudaron sus relaciones diplomáticas. Tras 54 años de completa distancia, ambos gobiernos aseguraron que esto sería una decisión que beneficiaría a ambos pueblos, con un alto interés por una mutua integración. Sin embargo para el caso de Chile, esta semana recordó que aún no solucionamos nuestro conflicto con el vecino Bolivia y que ni siquiera hemos establecido un verdadero diálogo, manteniendo bien cerrada la puerta que da paso a una efectiva integración regional. Tomás Hirsch, vocero y vicepresidente del Partido Humanista, profundiza sobre este tema en la siguiente entrevista.

raul y obama

Imagen de elnacional.com.do

¿Qué te parece que Cuba y Estados Unidos hayan restablecido sus relaciones diplomáticas?, ¿crees que es una señal positiva en temas de integración y derechos humanos para América?

Creo que es una señal muy importante, sobre todo como gesto de avanzar en un proceso de integración y de dejar atrás los resabios de la Guerra Fría. La falta de relaciones diplomáticas y sobre todo el bloqueo de norteamericano sobre Cuba, es algo totalmente anacrónico; fuera de época y rechazado por el planeta entero. En la última votación en Naciones Unidas 188 países de 191 rechazaron este bloqueo norteamericano, por ser totalmente ajeno a la legislación y al derecho internacional, por lo tanto me alegra el restablecimiento de relaciones y sobre todo, porque permite un dialogo para terminar con este absurdo e histórico bloqueo.

Por lo tanto, esto es un motivo de alegría, esto va a ir en beneficio de ambos pueblos y en beneficio de la región latinoamericana en general, puesto que le abre nuevos pasos para profundizar en su propia integración.

Este restablecimiento se produce en medio de un conflicto mundial mayor. ¿Levanta sospechas esta decisión de Estados Unidos?

Acá hay dos motivaciones que están operando. La primera es el rechazo mundial que ha habido a este bloqueo. Insisto: 188 países lo rechazan y tres se abstienen. Es decir corresponde a una situación que no se puede sostener más. Pero hay también una motivación económica y no hay que ser ingenuos en ese sentido. Cuba se ha abierto a la inversión extranjera y hoy día hay países que están proyectando decenas de miles de millones de dólares en inversión, sobre todo en el área del turismo, la minería, la agricultura y el comienzo de un desarrollo industrial. Entonces EE.UU. no se quiere quedar fuera y por lo tanto, los empresarios norteamericanos han estado presionando porque es un mercado que les interesa y en el cual no quieren quedar ausentes.

Pasando a otro contexto, pero bajo el mismo tema, podríamos decir que naciones con intereses políticos y económicos diferentes pueden establecer el diálogo. En ese sentido, ¿qué te parece que Chile no sea capaz de llevar una relación de diálogo con Bolivia?

En primer lugar hay que decir que EE.UU. ya tenía desde antes una relación muy intensa con China; una relación de miles de millones de dólares de inversión. Por otro lado, en Vietnam tiene un plan de inversiones gigantescas, siendo un país con el cual estuvo en guerra y donde murieron más de 800 mil soldados norteamericanos y donde mataron a más de un millón de vietnamitas, por lo tanto el comercio y las finanzas parecen ser ciegos y entonces se hacen todo tipo de negocios.

En el caso de Chile, parece que somos un país que no entendió la importancia de la integración. Seguimos distanciados de América Latina, seguimos manteniendo un conflicto con Bolivia, hemos tenido que acudir a La Haya por decisión peruana para resolver el conflicto con ese vecino. Ojalá estas sean señales para que el gobierno de Chile entienda que tenemos que avanzar hacia la solución de nuestro diferendo y de nuestra distancia con el resto de la región; que tenemos que avanzar en el camino de la integración. Pero además, tenemos que mirarnos en casa. He visto al señor Walker y a otros personeros diciendo que esperan que se termine la dictadura cubana, que llegue la democracia, y en Chile tenemos mucho en que avanzar. En Chile todavía tenemos una constitución de la dictadura; somos el único país del mundo que 25 años después de terminada la dictadura, seguimos teniendo esa misma constitución. Tenemos un sistema binominal que es profundamente antidemocrático, así es que en nuestras relaciones internacionales, pero también en relación a este tema, dentro de nuestro país es mucho lo que tenemos que hacer.

¿Puedes contarnos de qué manera concreta podríamos avanzar en este sentido?

Muy preciso: si entendemos que tenemos que solucionar nuestros temas en conjunto y que Bolivia tiene un problema pendiente con su mediterraneidad, Chile tiene que hacer todo lo necesario para contribuir a una solución. Desde la mirada humanista, Chile tiene que darle una salida soberana a Bolivia al océano Pacífico. Eso es posible, eso es sobre todo una decisión política. Luego habrá que estudiar técnicamente cuál es el mejor camino, la mejor vía para hacerlo. Pero lo fundamental es una decisión política. Hace 30 años, el 99% de los chilenos, rechazaban esta posibilidad. Hoy, sobre todo entre las nuevas generaciones, hay por lo menos un 20-30% que está de acuerdo con buscar una salida que signifique que Bolivia tenga acceso soberano al océano Pacífico. Ese es el camino, ese es el gesto, esa es la señal que Chile debe dar para demostrar que queremos avanzar en caminos de integración.

Cuando mencionas los caminos para darle salida soberana a Bolivia al océano Pacífico, ¿cuáles son esas posibles vías?, ¿hablamos de un enclave, de un puente, de qué?

Esa es una cuestión que tienen que resolver los técnicos especializados, pero lo importante es la decisión política. Ahora, podría ser un enclave marítimo y una pasada a través de Chile, podría ser una carretera con un puente, que permita que Bolivia esté conectada físicamente, podría ser un corredor, en fin…hay que buscar el mecanismo, pero insisto, lo importante es la decisión política anterior.

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful