Historia del PH

NACIMIENTO

En 1984, en plena Dictadura Militar, el Movimiento Humanista que en ese entonces se organizaba en torno a la llamada “Comunidad Para El Desarrollo Humano”, institución con personalidad jurídica, realiza una serie de consultas populares para determinar la necesidad de crear un instrumento político que permitiera llevar a la discusión pública las propuestas que hasta ese momento el movimiento humanista había formulado: El Ser Humano como valor y preocupación central, Cambio social y personal en simultáneo, Economía al servicio del ser humano, Igualdad de derechos y oportunidades  para todos, el principio de libertad y opción y, finalmente, la No Violencia Activa como metodología de acción.

Todo lo anterior en simultaneidad de una salida No Violenta a la situación de Dictadura que vivía el país. De esta manera, el PH se constituye como el primer partido chileno que no surge como escisión doctrinaria o personalista a partir de otro partido preexistente.

Desde su fundación el PH realiza una serie de manifestaciones de oposición al régimen militar, basados en la metodología de la No Violenta Activa. Por ejemplo, en 1985 protestan por la compra de material bélico, mientras existía una gran cantidad de deudores habitacionales; o en 1986, durante el paso del cometa Halley realizan la campaña llamada “Que se lo lleve el Halley”. Estas y otras actividades resultaron en medidas represivas contra algunos dirigentes, siendo encarcelados, relegados o exiliados.

En 1987 el Partido Humanista es parte de un proceso de acuerdos destinados a la conformación de un único referente político que agrupara a todos los sectores opositores a Pinochet y que culminó con el nacimiento de la Concertación por el NO, coalición a la que se suma también otro partido formado por un grupo de participantes de la Comunidad: el partido Los Verdes o LV, primer partido chileno que impulsa la discusión de materias medioambientales.

RETORNO A LA DEMOCRACIA

El PH fue el primer partido de oposición a Pinochet en legalizarse. El 29 de mayo de 1987 se publica la escritura de formación en el Diario Oficial y el 5 de marzo de 1988 el Partido queda inscrito en el Registro Legal del Servicio Electoral al presentar 45.069 firmas en las 13 regiones de Chile, quedando inscrito como partido nacional.

El 2 de enero de 1988 firmaron el acta constitutiva de la Concertación, José Tomás Sáenz por el PH y Andrés Koryzma por LV.

Para el plebiscito del año 1988, el Partido Humanista conforma una de las tres líneas nacionales de apoderadas para fiscalizar los resultados del plebiscito y evitar un fraude por parte de la dictadura, las otras fueron la conformaron la Democracia Cristiana y el PPD.

Tras el triunfo del NO en el Plebiscito, la Concertación planificó las elecciones para 1989. El PH presentó como pre-candidata presidencial a Laura Rodríguez, la primera mujer aspirando a este cargo en la historia política de Chile. Su candidatura fue rechazada por los otros partidos (sólo con candidatos varones) pues Rodríguez tenía menos de 40 años, edad exigida por la Constitución.

Las negociaciones para los cupos al interior de la Concertación, amarradas por los partidos históricos, dejaron muy mermados al PH y LV: 3 y 2 cupos, respectivamente, en una lista de 120 candidaturas (contra 50 de la DC o 30 del PR).

Aun así, el 12 de diciembre de 1989, Laura Rodríguez llegó a ser la primera diputada electa de un Partido Humanista en el mundo, después de ganar un escaño por el distrito de La Reina-Peñalolén.

Cuando asume la presidencia Patricio Aylwin en 1990 y con ello la Concertación asume el gobierno, el PH accedió a cargos ejecutivos, como la Subsecretaría de Bienes Nacionales6 ) (Pía Figueroa Edwards y la Embajada de Nueva Zelandia (Tomás Hirsch.

 

Desarrollo partidista en solitario

En 1989 Laura Rodríguez asume la Presidencia del PH, convirtiéndose en la primera mujer presidenta de un partido político en Chile. Su labor legislativa es recordada por sus iniciativas en favor de la mujer y de las minorías. Presentó el primer proyecto de Divorcio en 1990 (aprobado recién el año 2004).

En 1991, el Partido Humanista se fusiona legalmente con Los Verdes, pasando a llamarse Alianza Humanista Verde ó AHV.

En 1992 participan en las primeras elecciones municipales del retorno a la democracia, logrando elegir 15 concejales electos. De acuerdo a la legislación de la época, los alcaldes serían elegidos por los concejales de cada comuna. En virtud de lo anterior se llega a acuerdo al interior de la Concertación y se elige a Pablo Vergara, alcalde de Ñuñoa por la mitad del período (la otra mitad la ocuparía el DC Jaime Castillo). Según el acuerdo, el otro alcalde humanista sería Leonardo Guerra en Peñalolén, pero una negociación oculta entre el DC Carlos Echeverría y los concejales de la derecha, lo deja fuera del sillón edilicio.

Casi un mes después de estas elecciones, Laura Rodríguez fallece.

Ya en estos primeros años de gobierno de la Concertación, los humanistas experimentan diversas y profundas diferencias en la forma de encarar el gobierno. Los compromisos asumidos para una nueva constitución, el término de las AFPs y las Isapres, Educación Pública Gratuita y nacionalización del cobre fueron “olvidadas” por la coalición gobernante gatillando la decisión del PH de retirarse de la Concertación y del gobierno.

Esta decisión transforma al PH en el primer partido que abandona la Concertación pues luego también lo hacen el MAPU y a la IC,

Como un partido independiente, en las elecciones de 1993, el PH obtuvo resultados en torno al 1% quedando sin representación parlamentaria. En dicha contienda presidencial presentan a Cristián Reitze, en ese momento Presidente del Partido Humanista, como candidato.

Durante el sexenio de Eduardo Frei el PH critica fuertemente el manejo centrado en la economía liberal del gobierno. Sin embargo la ausencia de diputados disminuye su impacto en los medios. Participa en las elecciones municipales de 1996 obteniendo sólo 3 concejales en todo el país.

En 1998 durante la Elección Primaria que la Concertación llevó a cabo para elegir su candidato y dado que sus adherentes no podían votar por problemas en sus padrones electorales, el PH fue acusado falsamente por los partidos de dicha coalición de haber recaudado firmas fraudulentamente a nombre de una campaña “por las ballenas”. La falsa afirmación pública nunca fue desmentida por los partidos de gobierno y perjudicó la imagen del PH. En la elección presidencial del año 1999, su candidato Tomás Hirsch obtuvo el cuarto lugar con un 0,5% de los votos, en tanto en las elecciones municipales del año 2000, la votación del PH tiene una sustantiva baja, logrando elegir sólo un concejal en todo el páis: Efren Osorio en San Bernardo.

Inicio de la coalición Juntos Podemos Más

En el año 2002 resulta electa una nueva Directiva encabezada por Efrén Osorio como Presidente y Marilén Cabrera como Secretaria General. Esta nueva directiva asume una política de alianzas distinta buscando la construcción de un nuevo referente que agrupara a todos los sectores de izquierda del país. Es así como el año 2003 el Partido Humanista, junto al PCCh, IC, el MIR y el PC(AP), entre otros, conforman la coalición Juntos Podemos Más. Por primera vez desde la Unidad Popular la izquierda chilena iniciaba un proceso serio de convergencia.

En las elección municipal de 2004, el Juntos Podemos obtuvo un 9% de las preferencias, todo un logro para el conglomerado. En tanto el Partido Humanista junto con sus candidatos independientes obtiene una votación cercana al 3% de los votos en la elección de concejales, logrando elegir 27 representantes. Un notable aumento, considerando que en las municipales 2000 habían logrado elegir solo un concejal.

A fines del año 2004 Efrén Osorio es re-electo Presidente del PH.

Para la elección presidencial del 2005, el Juntos Podemos se mantiene unido y presenta como candidato al humanista Tomás Hirsch, quien  – pese a obtener el 5,4% de los votos-  logró colocar temas en el debate público que ningún otro candidato quería tocar.

Al ser primera vez que la izquierda extraparlamentaria llevaba candidato presidencial único, los canales de TV  no pudieron negarse a incluirlo en los foros televisados y es así que por primera vez desde la elección presidencial de Allende, un candidato de avanzada tuvo acceso a la TV y Tomás Hirsch, con un discurso muy progresista pero planteado desde el sentido común y de manera muy empática, irrumpió sorpresivamente en la disputa presidencial.

Su fuerte crítica al modelo neoliberal y sus propuestas de Educación Püblica gratuita, Asamblea Constituyente, término del robo de las AFPs e Isapres, Reforma Tributaria y nacionalización del cobre se escucharon por primera vez en TV  quedando instaladas en el debate nacional hasta el día de hoy.

En tanto, en las elecciones parlamentarias que se realizaron de manera paralela a las presidenciales el Partido Humanista tuvo el 1,55% de los sufragios.

Lamentablemente la actitud del Partido Comunista frente a la 2ª vuelta presidencial dividió al Juntos Podemos Más. El PH, junto a otros partidos, llamó a anular el voto, que era lo prometido públicamente durante la campaña ya que se había dicho que tanto Bachelet como Piñera representaban la continuidad del modelo social y económico. Por su parte, el Partido Comunista y la Izquierda Cristiana, apoyan a Bachelet.

El 3 de enero de 2007 asumió la nueva directiva del PH electa en los comicios internos del 14 de diciembre de 2006. Marilén Cabrera, chilena de origen quechua, se transforma en la nueva presidenta del PH. Junto a ella asumen en la Directiva Fernando Lira como 1º Vicepresidente, Fernando Ortiz como 2º vicepresidente y dos jóvenes de 18 y 23 años.

Para las elecciones municipales del 2008 se volvió a conformar el Juntos Podemos Más, pero claramente era un mero acuerdo electoral más que una alianza política de mediano plazo como había surgido en su fundación.

Nueva Mayoría

En marzo de 2009 asume una nueva directiva, electa en los comicios internos del mismo mes. Efrén Osorio, es electo nuevamente presidente del PH. Junto a él asumen en la Directiva, el dirigente juvenil Danilo Monteverde como 1º vicepresidente, Patricio Andreu como 2º Vicepresidente, Fernando Lira como 3º vicepresidente.

La coalición Juntos Podemos, al cual el PH pertenecía, inicia conversaciones con la Concertación para eventuales acuerdo que rompieran la exclusión de la izquierda extraparlamentaria producto del sistema binominal.

En medio de tales conversaciones, el Juntos Podemos levanta la candidatura presidencial de Jorge Arrate. Inicialmente el PH apoyó su candidatura  pero, al poco andar de la campaña, quedó en evidencia que tal candidatura sería un elemento funcional al proyecto de la Concertación, razón por la cual los humanistas terminan bajando su apoyo y respaldando la candidatura de Marco Enríquez Ominami, quien había roto con la Concertación y estaba levantando una plataforma programática progresista que incluía, entre otras cosas, salida soberana al mar para Bolivia, reforma tributaria, y educación gratuita, entre otras propuestas coincidentes con las demandas históricas del Partido Humanista.

Para apoyar la candidatura de Marco Enríquez Ominami, el PH conforma una coalición junto al Partido Ecologista que denominan Nueva Mayoría  (que no tiene nada que ver con la Nueva Mayoría que años después conformaría la Concertación al incluir al PC en sus filas).

Marco Enríquez finalmente obtuvo el 20,13% de los votos y no alcanzó a pasar a 2da. Vuelta. Por su parte, el candidato del Juntos Podemos Jorge Arrate junto al Partido Comunista le dieron su apoyo a Eduardo Frei para la segunda vuelta, tal como había advertido el PH para restarle su apoyo inicial.

El 2010, tras la campaña global que involucró a todos los organismos humanistas, como lo fue la Marcha Mundial por la Paz y la No violencia, el Partido Humanista se reestructura en todos los países. Se busca un esquema de horizontalidad, en el que cada militante vota los asuntos relevantes, a través de una plataforma electrónica.

Así, ese año se eligen los diversos Equipos Coordinadores Nacionales y el Internacional (dejándose de lado el concepto de “Directiva”). En Chile, llega una nueva generación a esta instancia nacional, eligiéndose al presidente de partido chileno más joven de la historia: Danilo Monteverde con tan sólo 27 años. A Monteverde lo acompañan, Paola Parra como Secretaria General y  Fidel Valenzuela como Tesorero.

Durante la rebelión ciudadana vivida en Chile en el 2011, el PH está presente en todas las grandes movilizaciones: contra la mega-represa de Hidroaysén, por una educación gratuita y de calidad, contra la instalación de centrales nucleares, contra las políticas neoliberales del gobierno derechista de Sebastián Piñera, etc.

En la actualidad, ejerce la presidencia nacional Octavio González.

By 

shop giay nuthoi trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautiful